Icono de descargas.com

Descargas de finanzas personales en Windows

Seguro que alguna vez has mirado a un niño o a una niña y has pensado: ¡Qué años tan maravillosos! Y es que es verdad. La vida cuando somos pequeños consiste en jugar, aprender cosas sencillas y que la mayoría nos gustan, conocer amigos nuevos y poco más. Tus únicas preocupaciones son aprender ir al baño solito y conseguir ser el primero de la fila para salir al recreo.

Es cierto que a esa edad no nos preocupamos por nada, pero es que no es el momento de hacerlo, es el momento de disfrutar y desarrollar una personalidad acorde a nuestros gustos. A los niños les da igual de dónde saque el dinero papá o mamá para comprarme un juguete nuevo, es más, ni si quiera nos planteamos que la comida o las cosas del hogar se tengan que comprar.

Cuando vamos creciendo y entramos en la adolescencia, ya vamos teniendo un poco más de conciencia sobre el dinero, sus funciones, qué quieres conseguir con él. Muchos padres a esta edad, comienzan a dar una paga a su hijo y éste tiene que aprender a gestionarla como más le guste. Puede gastárselo todo en un día o en un fin de semana, puede decidir guardar una parte para ir ahorrando, puede ahorrar todo para después gastarlo de golpe en una compra más grande… Pero bueno, al fin y al cabo, no son cantidades de dinero muy grandes por lo que no tienen mucha responsabilidad si, por lo que sea, no saben gestionarlo bien.

El siguiente paso no lo vive mucha gente y otros lo experimentan antes por la razón que sea, pero muchos de nosotros hemos vivido en un paso intermedio entre vivir con tus padres y estar independizado. Esta situación puede darse por estudios, por ejemplo, mucha gente se va a estudiar fuera de su país o ciudad, pero son demasiado jóvenes como para tener ahorros que les permitan vivir sin trabajar. En estos casos, lo común es que los padres se hagan cargo de los gastos que conllevan esos estudios fuera por lo que ya tienes que adquirir mucho más conocimiento sobre el dinero y usarlo con cabeza porque una mala gestión del dinero, puede suponer un disgusto muy grande para ti y tu familia. Además, muchas personas aprovechan para buscar un trabajo temporal con el que poder ganar un dinerillo extra para sus gustos, hobbies o lo que ellos quieran.

Y luego ya, viene lo complicado: la vida adulta. Es ese momento en el que dejas de depender económicamente de tus padres y pasas a vivir tu vida más alejados de ellos (en temas económicos claro está). Ahora es cuando llega lo difícil. Empiezas a pagar facturas, a contratar servicios básicos como internet, calefacción, luz... y otros no tan básicos pero que te gusta tener en tu vida.

Eres la única persona responsable de saber manejar el dinero que ganas y de administrarlo de una forma eficiente y segura. ¿Conoces la regla de 50/30/20? Es una regla que define unos parámetros que debes seguir de forma orientativa para conseguir una estabilidad económica y muy útil para el día a día. Sigue leyendo si quieres conocer esta regla sobre las finanzas y gestión del dinero:

  • 50: Este número indica el porcentaje que debes gastar como máximo, en productos y servicios básicos tales como la hipoteca o el alquiler, comida, gasolina, facturas de consumo (agua, luz, gas, internet…). Es importante que, si con estos gastos no llegas al 50% de su sueldo, no lo destines al presupuesto de ocio, sino al de ahorro.
  • 30: Aquí vienen los gastos que podemos considerar ocio o capricho como pueden ser comprar algo de ropa por moda, salir con los amigos a tomar algo o con tu pareja a cenar fuera, hacer algún viaje… son las cosas de la vida que más nos gustan y que dan esa chispa necesaria para no caer en una rutina absoluta. De igual manera, si has realizado todo lo que tenías pensado para ese mes y no llegas al 30%, se precavido y ahórralo.
  • 20: El ahorro. La vida está llena de imprevistos por lo que es necesario tener un colchón de ahorros que pueda sacarte de un aprieto. Estos imprevistos pueden ser cosas más llevaderas como la rotura de gafas o un electrodoméstico, la celebración de un cumpleaños… pero luego podemos encontrarnos con imprevistos mucho más grandes que pueden arruinar nuestra vida si no tenemos dinero ahorrado como, por ejemplo, quedarte sin trabajo, la llegada de un bebé no planificado, una enfermedad… También existen compras para las que son necesarias sí o sí ahorrar dinero durante un tiempo para dedicarlas a ellas. Ese dinero debería ahorrarse del 30% de ocio pero aun así, muchas veces deberemos tirar de los ahorros para poder conseguirlo. Una casa nueva, un coche, realizar una boda, un viaje más caro de lo normal…

Llevar el control de lo que gastamos es mucho más sencillo cuando usamos herramientas que nos ayudan a apuntar y organizar los gastos. Ahora, puedes tener un montón de programas informáticos para tu ordenador Windows con los que puedes tener el control absoluto de tus ingresos, gastos y beneficios del mes.

No dudes en descargar los programas pensados para las finanzas personales en tu ordenador y tú solo mete los datos y que el programa sea el que se encargue de calcular los porcentajes y todas las operaciones necesarias.

descargas.com

Tu buscador de descargas de software y apps

Busca y encuentra el mejor software con opiniones y valoraciones de usuarios como tú. Nuestra AI selecciona y categoriza el listado de apps con la mayor calidad y con garantías de verdad. En Descargas.com encontrarás categorías diferentes, desde juegos a software de seguridad o utilidades entre otras. Opina y valora para otros usuarios y ayuda a la comunidad a descargar sólo esos programas que son Top.

Este sitio utiliza cookies de terceros para obtener datos estadísticos en la navegación de nuestros usuarios y mejorar los contenidos que ofrece el sitio. Si acepta o continúa navegando, consideramos que está de acuerdo con su uso. Más información